Plan de dieta de pollo: ¿Qué es una dieta de pollo?

Una dieta de pollo es aquella que se enfoca en incluir pollo en la mayoría de sus comidas, dejando poco espacio para otras opciones de proteínas. Aunque es posible que haya escuchado a sus amigos hablar sobre la última moda diciendo: “Solo comí pollo durante una semana”, este no es un enfoque saludable para la pérdida de peso o la vida en general.

plan de dieta de pollo

Ya sea que elija seguir una dieta de pollo para bajar de peso o por razones generales de salud, debe concentrarse en incluir una variedad de opciones en su dieta. Cuando se trata de recetas saludables de pechuga de pollo para adelgazar, te cansarás rápidamente si sigues las mismas tres opciones.

Mire las recomendaciones para su edad, sexo y nivel de actividad. Esa es la cantidad de calorías que debe consumir si desea mantener su peso actual.

Según la Clínica Mayo, una libra de grasa contiene alrededor de 3500 calorías, por lo que para perder una libra por semana necesitaría eliminar 500 calorías por día de su dieta. Para perder dos libras por semana, necesitaría eliminar 1,000 calorías por día de su dieta. Alternativamente, puede crear el déficit calórico a través del ejercicio o usando una combinación de menos comida y más ejercicio.

Valor nutricional del pollo

La buena noticia es que una porción de pollo proporciona muchos beneficios nutricionales, siempre que coma las partes correctas. El USDA dice que una porción de 3 onzas de pechuga de pollo deshuesada y sin piel a la parrilla contiene 128 calorías, 26 gramos de proteína y 3 gramos de grasa. No contiene carbohidratos ni fibra.

También debes Leer
Descubre como bajar de peso y comer sabroso al mismo tiempo

Compare eso con una pechuga de pollo frita que ha sido empanizada, para que también se coma la piel. Según el USDA, una porción de 100 gramos que es un poco más grande que 3 onzas contiene 230 calorías, 23,5 gramos de proteína, 12,4 gramos de grasa y 6 gramos de carbohidratos.

Según el USDA, una porción de 100 gramos de muslo de pollo deshuesado que se ha guisado pero la piel no se ha comido, contiene 184 calorías, 9 gramos de grasa y 24 gramos de proteína. No contiene carbohidratos ni fibra.

Si tiene la tentación de unirse al club “Solo comí pollo durante una semana”, recuerde que su cuerpo necesita carbohidratos y fibra. Las pautas dietéticas del USDA dicen que debe consumir 14 gramos de fibra por cada 1,000 calorías en su dieta. Esas pautas también establecen que los hombres adultos sanos deben consumir 56 gramos de proteína por día, y las mujeres adultas saludables deben consumir 46 gramos de proteína todos los días.

Varias porciones de pollo al día, combinadas con otros alimentos ricos en proteínas, como huevos y legumbres, podrían fácilmente significar que está consumiendo demasiadas proteínas y no suficientes otros nutrientes. Comer la piel también agrega mucha grasa nociva para la salud.

Un estudio de junio de 2015 publicado en Food and Nutrition Research afirma que el consumo de aves de corral como parte de una dieta rica en vegetales se asocia con un riesgo reducido de sobrepeso u obesidad y un riesgo reducido de desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2. El estudio también dice que la carne blanca se considera neutral o moderadamente protectora en términos de riesgo de cáncer.

También debes Leer
Dieta de proteínas para el desayuno

El mismo estudio indica que la carne, no solo el pollo, es la fuente dietética ideal de B12. Las vitaminas B en las aves de corral son similares a las que se encuentran en otras carnes y no disminuyen durante la cocción. El pollo proporciona una buena dosis de niacina y es una buena fuente de selenio. La carne magra también contiene factores que fomentan la biodisponibilidad de una serie de nutrientes.

Según la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA), el pollo es una opción de proteína más saludable que la carne roja porque contiene menos grasas saturadas. Una dieta rica en grasas saturadas puede aumentar su riesgo de insuficiencia cardíaca, enfermedad cardíaca y el tipo más común de accidente cerebrovascular. La AHA también dice que comer mucha carne no es una buena manera de perder peso, especialmente si tiene una enfermedad cardíaca.

Al preparar carne, es mejor optar por métodos de cocción saludables como hornear, guisar, asar, asar a la parrilla y asar. Estos métodos no agregan más grasa, pero le permiten dar mucho sabor a sus comidas. Elimine la grasa visible antes de preparar sus recetas saludables de pechuga de pollo para bajar de peso.

Agregue equilibrio nutricional

Hay una serie de recetas saludables de pechuga de pollo para perder peso, pero el pollo solo no es suficiente. Para asegurarse de que tiene todas sus necesidades nutricionales satisfechas, y que no es usted quien dice: “Solo comí pollo durante una semana”, también deberá incluir alimentos saludables de otros grupos de alimentos. Piense en sus frutas y verduras favoritas, cereales integrales y productos lácteos.pollo al horno

También debes Leer
Hablemos de la dieta mediterránea

Cuando se trata del desayuno, omita el pollo y los waffles y, en su lugar, opte por una tortilla llena de verduras, salchicha de pollo sin nitratos y un poco de queso. Podría comer una ensalada de pollo a la parrilla para el almuerzo, hecha con verduras de hoja verde oscura. Para la cena, sirva un poco de pechuga de pollo al horno con judías verdes al vapor, zanahorias y una pequeña porción de arroz integral.

Mezcle las cosas probando una variedad de perfiles de sabor. Una noche, pruebe un plato de inspiración mexicana en el que el pollo sea la estrella, luego pruebe un plato indio o italiano. Esto lo ayudará a expandir sus horizontes para que, aunque coma principalmente pollo en lugar de carne de res, cerdo o mariscos, lo esperará con ansias. Asegúrese de incluir muchas verduras de hoja verde y granos integrales, ya que estos le proporcionarán carbohidratos y fibra, junto con otras vitaminas y minerales que necesita para mantenerse saludable.

El pollo al horno es la cena preferida de muchas personas en los Estados Unidos, ya que proporciona una fuente de proteína sabrosa con menos grasa y calorías que muchas otras variedades de carne. Además de su valor nutricional, el pollo al horno ofrece versatilidad a los cocineros caseros: puede servirlo simple o aderezado con hierbas y especias, adobos y salsas, incluida la barbacoa, Alfredo o salsa de tomate. El pollo al horno es una opción saludable para la mayoría de las personas, aunque es posible que quienes sigan una dieta restringida en calorías deban quitar la piel.

También debes Leer
¿Qué es la dieta DASH?

Macronutrientes

Puede reducir la cantidad de grasa desechando la piel, pero pierde algo de sabor al hacerlo. La cantidad objetivo para la ingesta de grasas varía entre el 20 y el 35 por ciento de sus calorías diarias, por lo que, si se encuentra por debajo de ese rango, considere comer la piel para proporcionarle a su cuerpo la grasa que necesita para funcionar.

Vitaminas y minerales

Coma una porción de pollo al horno e ingiera del 52,5 al 60 por ciento de la niacina o vitamina B-3 que necesita todos los días. El niacina en el pollo al horno ayuda a mejorar la circulación y la capacidad de su cuerpo para producir una variedad de hormonas. También consume el 42,1 por ciento de la cantidad diaria recomendada de selenio, que desempeña un papel fundamental en la fertilidad y protege su función inmunológica.

Beneficios

Los investigadores fomentan la distribución de folletos para la terapia ambulatoria para detallar las pautas dietéticas, como comer pollo, que pueden ayudarlo a evitar los ataques del síndrome del intestino irritable.chuleta de pollo

Una chuleta de pollo empanizada es una preparación de pollo versátil, que se presta a un simple sándwich de pollo empanizado o platos más complicados como el pollo parmesano. Independientemente de cómo elija servir este pollo, proporciona una variedad de valores nutricionales, incluidos macronutrientes, fibra, vitaminas y minerales.

También debes Leer
Dieta a base de soja

Calorías y grasas

Una chuleta de pollo empanizada de 5 onzas aporta 310 calorías y 6 gramos de grasa a su comida. Dos gramos de esa grasa están saturados. Un estudio publicado en la edición de agosto de 2011 de “Current Atherosclerosis Reports” sugiere limitar la ingesta de grasas saturadas como un medio para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Una chuleta contiene 21 gramos de carbohidratos y 2 gramos de fibra; La ingesta ideal de estos nutrientes varía entre 130 gramos y 25 a 38 gramos, respectivamente. Los carbohidratos de este pollo contribuyen a los niveles de energía, mientras que la fibra que consume influye en la digestión y la salud intestinal.

Proteína

Comer una chuleta de pollo empanizada es una buena opción para aumentar la ingesta de proteínas. La investigación presentada en la edición de septiembre de 2011 de “Current Atherosclerosis Reports” indica que una dieta rica en aves de corral se correlaciona con un 13 a 30 por ciento menos de riesgo de desarrollar enfermedad coronaria en comparación con las personas que consumen una dieta rica en carnes rojas.

Vitaminas y minerales

Las chuletas de pollo empanizadas proporcionan el 19 por ciento de la ingesta diaria recomendada de hierro por porción, un mineral que contribuye al suministro de oxígeno a las células de su cuerpo. También consume el 8 por ciento de la vitamina A que necesita cada día. Una porción de chuleta de pollo empanizada también proporciona cantidades más pequeñas de calcio y vitamina C.